Patricio Prada, educador y activista de DDHH, caso Sabino Romero, Venezuela

Acerca de su presentación: Caso Sabino Romero Caso Yukpa: Una Lucha incansable 519 años en resistencia, se hablará de manera amena acerca del proceso de lucha que llevan a cabo por su derecho legítimo y ancestral a las tierras, indígenas Yukpa, en la Sierra de Perijá. Conversatorio. Todo público. Entrada libre. Día: MARTES 13/09/2011 Lugar Cafe-Galeria Tintico -Casa Hankili África. Dirección: República de Cuba 41-43. Centro Histórico, México, D.F. Teléfono (cel) 5531718862 Hora: 18:00 Hrs.

Patricio Prada. (Caracas, Venezuela, 1971) Licenciado en Educación Mención Castellano y Literatura por la Universidad de los Andes. Ha escrito varios artículos y ensayos para revistas digitales en Venezuela. Integrante del Comité de los Derechos Humanos de los Pueblos Indígenas en Venezuela. Participante activo de movimientos estudiantiles años 1989-2002. Actualmente docente en la EB Juan Bautista Carrillo Guerra en el Estado Trujillo.
Acerca de su presentación: Caso Sabino Romero Caso Yukpa: Una Lucha incansable 519 años en resistencia, se hablará de manera amena acerca del proceso de lucha que llevan a cabo por su derecho legítimo y ancestral a las tierras, indígenas Yukpa, en la Sierra de Perijá. Conversatorio. Todo público. Entrada libre. Día: MARTES 13/09/2011 Lugar Cafe-Galeria Tintico -Casa Hankili África. Dirección: República de Cuba 41-43. Centro Histórico, México, D.F. Teléfono (cel) 5531718862 Hora: 18:00 Hrs.

El Blackpower, el racismo y la ley de SB-1070 de Arizona
Por: Patricio Prada

Los años 60 época que convulsionó al mundo en sus cuatro puntos cardinales, en la cual los pueblos alzaron su voz de distintas maneras, América Latina, Europa, África, Vietnam, hasta el mismo corazón de los Estados Unidos se vio sacudido por las tempestades, que impregnaron al mundo, de esperanzas, que aún siguen vivas.

La lucha por los derechos civiles, la igualdad de las razas, el derecho a los sueños, que tuvieron como líderes a Martín Lutter King, Malcom X, que movilizaron grandes masas de afro-americanos, organizadas, que confrontaron al racismo y a la discriminación, que se opusieron a la guerra, que fueron capaces de reunir millones de seres que militaban en los mismos sueños, de una nación multi- étnica y realmente democrática son muestra que en los Estados Unidos, en su pueblo, aún se guarda una esperanza de cambio, profunda, real. Las Panteras Negras con su trabajo social que caló dentro de las comunidades negras de estados unidos en búsqueda de las reivindicaciones sociales, culturales y políticas, son ejemplo vivo de que las utopías pueden ser posibles. El Black Power, aún sigue latente y vigente dentro de los pechos de muchos norteamericanos.

La sociedad norteamericana se vende como la cuna de la libertad y los derechos del hombre, interfiere en otros países para “defender los derechos humanos y la libertad” además pretenden imponer su manera de ver el mundo al resto de los habitantes del planeta. Cuando en realidad es una sociedad profundamente conservadora, racista y discriminatoria con valores retrógrados, dicen ser los elegidos de Dios, los predestinados a dirigir al mundo, por eso en su seno se cobijan valores tan reaccionarios como el racismo no olvidemos el Ku-kus-klan que colgaban negros al sur de Mississippi. ¿Entonces? qué nos puede extrañar, que intervenga países, lancen la primera bomba atómica, y asesinen en nombre de la libertad y la justicia solo cuando coinciden con sus intereses económicos. No por casualidad a esta nación la han gobernado hombres tan tristemente célebres como Nixon, Cartter, Reggan, Dady Bush y baby Bush… solo por nombrar a algunas de estas joyitas.

Hace algunos días se aprobó en el estado de Arizona fronterizo con México la llamada ley SB 1070, que permite detener, interrogar y deportar a cualquier persona que parezca ser un inmigrante ilegal. Fue firmada por la gobernadora republicana de ese estado y apoyada por los rancheros cazadores de mexicanos en la frontera. ¡Cuidado Obama! El próximo puedes ser tú. Qué ironía, un negro con mentalidad de blanco, gobernando un país de blancos, esto es una nueva cruzada, ahora contra los latinoamericanos, por parte de la clase dominante norteamericana que a su conveniencia los utiliza y luego los expulsa como desechos humanos. ¿Será que ahora nace el Latin Power?

Siguiendo el ejemplo de esta ley quisiéramos saber si: ¿No tienen el derecho los pueblos de expulsar a los invasores gringos que están en Irak o en Afganistán? Saquen sus propias conclusiones.

¡¡Sin memoria no hay victoria!!

Lennys Pérez Poesía PROYECTO NACI2ALASAR. Venezuela

Acerca de su presentación: PROYECTO NACI2ALASAR: Se hará una introducción referida al colectivo NACI2ALASAR, sus inicios, alcances y expectativas, también se presentarán algunos libros publicados de los integrantes del mismo, al final se leerán algunos poemas, por parte del público asistente. Conversatorio, ronda de amigos. Todo público. Entrada libre. Día: MARTES 13/09/2011 Lugar Cafe-Galeria Tintico -Casa Hankili África. Dirección: República de Cuba 41-43. Centro Histórico, México, D.F. Teléfono (cel) 5531718862 Hora: 19:00 Hrs

Lennys Pérez. (Trujillo, Venezuela, 1982) Auxiliar de biblioteca, Licenciada en Educación Mención Castellano y Literatura por la Universidad de los Andes. Ha escrito varios cuentos, poemas y ensayos. También una novela, la gran mayoría de su obra inédita, esperando publicación. Ha participado en eventos de literatura como organizadora y ponente a nivel Nacional (Venezuela), publicado artículos para diarios regionales y varios cuentos y poemas en revistas digitales nacionales, internacionales y en la página literaria del NURR CUENTA DE ESCRITURA, es integrante de la sociedad de artes Almas sin rostro, grupo dedicado a la promoción de la pintura, escultura, teatro y literatura; También del Grupo Literario Naci2alasar. Premio Ensayo 2005 de la ULA- Mérida. Recientemente fue galardonada en el certamen mayor de las artes y las letras capítulo Literatura con el Premio Narrativa 2006 por su libro BAJO OTROS SOLES y otros relatos. Actualmente se desempeña como docente en el LB Francisco Javier Urbina en Trujillo

CUENTOS SUELTOS

SERENATA 043 Cuento de Lennys Pérez
05 de julio de 2011

Se enredaba entre mis dedos. Su presencia se iba volando cada vez que quería y volvía de forma… similar. Acartonada, como solo a veces me la topaba decía:
-Soy lo que quieres que sea.
Y en efecto así era. De repente, era pájaro, pez, culebra y así se metamorfoseaba en múltiples formas hasta que se volvía intangible. Y solo allí entonces mi alma la sentía.
-Aquí estoy. ¿Por qué no me sigues? Repetía con voz juguetona.
Quería… sí, profundamente lo deseaba. Su voz angelical, me seducía. Pero mi comprensión de lo concreto me hacía vacilar.
-¿Ves?… Eres un débil.
Y solo eso bastó para que por fin me atreviera a abandonar mi vida cómoda y antisocial del 043 y saltara al interior de la hoja a perseguirla. Fin
———————————————————————————————————————
LOS PEQUEÑOS RELOJES (Cuento de Lennys Pérez)

Los pequeños relojes se detuvieron justo a la hora en que ella murió. Inexplicablemente, eso fue solo un aviso de lo que vendría luego.
Alrededor de la casa los comentarios empezaron a rondar, pero igual la familia decidió vender. No pensaban quedarse con una casa en la que a horas fijas los atormentaba el traqueteo de las puertas, los pasos, los chirridos de animales inexistentes y de paso el olor a orquídeas que los ponía locos. Las cosas se fueron poniendo color de hormiga a medida que pasaba el tiempo y a su vez por la casa desfilaban espiritistas, médicos del alma, sacerdotes de todas las religiones conocidas y hasta un maestro zen que llegó al país a dar unas conferencias y al enterarse del raro suceso decidió visitar a aquella familia atormentada para aliviarlos. Pero nada era suficiente.
-Es que de aquí no me saca nadie. Decía el espíritu. Nadie que no tenga fe. Porque es que hay que ver que estos incrédulos de mierda no saben que con los espíritus no se puede si al final no se tiene fe.
-Así es abuelita. Replicaba la nieta. Luego ambas reían sin parar.
Y justamente eso era lo que pasaba. En la familia nadie tenía fe. O al menos la habían perdido por el camino. Pero es que tampoco era fácil la cosa. Les había tocado duro, con tanto susto. Ella los crió para bien. Lo malo es que ellos después de criados no actuaron bien. Casi todos eran unos manipuladores, interesados, chismosos y pendencieros. Rara vez se les veía juntos y cuando eso sucedía era porque se querían deshacer de ese espíritu maligno que los tenía locos y que al final no era maligno nada… sino que ese espíritu era el de su propia madre, que se divertía de lo lindo viéndolos correr y gritar aterrorizados cada vez que esta les gastaba una bromita.
Pero ellos tenían el defecto de no ser unidos… ¿¿Y cómo un espíritu puede lograr la unidad desde el más allá?? Pues con empeño y constancia fantasmal. Resulta ser que de los 8 hijos, todos fueron abandonando la idea de vender la casa materna y poco a poco se volvieron a internar en sus vidas y a su vez se alejaron. Mientras eso sucedía y como cosa extraña, se reunieron todos, discutieron horas y horas y al final, hicieron un pacto y colocaron la casa a nombre de la nieta menor. Una joven muy linda, callada, e inteligente que había dedicado su vida a cuidar animales, sembrar flores y estudiar psicología. Resulta que esta muchachita era el tipo de persona perfecta para habitar la otrora casa materna, ahora casa fantasmal, que era visitada de lejitos por extraños, turistas de todos lados y vista de reojo por los vecinos.
Nosotros no queremos nada de esto. Dijeron todos al final al momento de entregarle las llaves y los papeles a la muchacha. Luego abandonaron la casa. Al fin se había cumplido el cometido.
-Listo abuelita. Todo como querías. Dijo ésta a aquel fantasma que sonriéndole le guiño un ojo.
-Siempre hay un pícaro. No es extraño, eso pasa hasta en las mejores familias. Contestó la abuelita, luego de eso ambas se echaron reír.
———————————————————————————————————————–

ELLA LO SABE (Cuento de Lennys Pérez)

“…La mujer que tiene los pies hermosos…
Sabe vagabundear por la tristeza…”
=Benedetti, Mario.=

Ella lo sabe. Camina por la calle y de cuando en vez observa a los otros que caminan con ella, sin ella. Sabe que, si no hay para hoy, quizás para mañana si. Y así sucesivamente en el tiempo que pasa y no se detiene.
La escritura a veces vuelve personal ciertos asuntos cotidianos. Ese día llegó bajo la lluvia, tristemente gris y solitariamente sola… que es más que estar simplemente: Sola. Es difícil no tener un consejo a la mano así como los magos no sé de qué manera se las ingenian para sacar conejos de los sombreros. Los buenos magos, no lo hacen parecer truco, te convencen de que eso, es verdad irrefutable… y tú quedas sorprendido al primer intento. Así, igual quedé yo. Sorprendida… pues no tenía palabras ciertas y mucho menos un buen consejo para dar.
No pude negarme al hecho de tener que recibirla y verla llegar así, triste. Realmente no pude negarme, al contrario, cierta familiaridad en mí, le ofreció los espacios en los cuales estos huesos se mueven, para que tranquilizara y drenara su tristeza. Noté que había llorado mucho y muy seguido. Noté que tenía un dolor profundo y un sabor amargo en los labios. Su voz quebrada, su cansancio, su falta de sonrisa pícara, extrañamente ausente, ahora y ahí. No era ella, era una copia casi fidedigna, pero no ella. Recordé entonces tiempos antiguos, en los que también y de similar forma, yo, me encontraba en ese estado… y hubiese querido que alguien me ofreciera otros espacios, una taza de café o su hombro para llorar y no tener que estrellarme con la realidad de estar sola y ajena en un lugar extraño y gritar y que la gente pasara y mirara y ni se detuviera a pensar por qué aquella loca mujer se comportaba de forma objetable… casi bochornosa a los ojos de todos los que también estaban en sus mundos y quizás tenían cosas más importantes que hacer que detenerse a consolar a una extraña.
-Esto ya lo he vivido. Dije al verla llegar. Y sé que duele. Pero lo superará. No sé cómo, ni cuándo, ni de qué forma, pero lo superará.
Me contó cosas que tienen una lógica y una importancia real en este asunto tan complicado pero que no son las cosas que -desde mi punto de vista- son las más importantes. A veces pecamos en dar este tipo de apreciaciones, por eso es mejor reservárselas, pensarlas y no decirlas. Hay agentes internos en las almas, que son los que hacen al final que uno decida a favor o en contra de algo o alguien. Siempre estará la subjetividad inmersa allí, el cómo pienso, cómo lo veo y como actúo. A la final somos individualidades y pensamos de igual forma cuando se trata de asuntos personales e íntimos. Y cuando eso pasa, ni siquiera los mejores amigos son merecedores de saberlo… pues ellos son otras individualidades y tienen sus propios asuntos por resolver. Así es casi siempre.
Supe que había fumado. Mucho. Tal como le suele suceder cuando está triste. Cuando no sabe qué hacer y el único remedio es fumar y fumar a ver si las respuestas se le dibujan entre el humo del cigarrillo.
Ese día cuando la recibí, todo parecía combinar a la perfección con su atuendo. Jeans gastados, franelita. Bolso de mariposas negras, sudadera, y un abrigo permeable que hacía las veces de impermeable, aunque ese día no cumplió su objetivo y jugó en su contra pues, estaba remojada de pies a cabeza… todo esto haciendo juego con el clima, el cielo que no paraba de chispear gotas y goterones que se estrellaban con los charcos del camino y las montañas que se desparramaban en agitados lamentos de aguaceros pasados. Todo esto en perfecta combinación con su tristeza y su falta de alegría.
Ella no vino a buscar respuestas. Ella lo presentía, vino escapando de ellas y de ella misma, de sus cosas cotidianas, vino porque era mejor estar alejada un par de horas a ir a decir cualquier barbaridad de la que luego más adelante se arrepentiría. Vino porque como ella misma lo dijo para pelear hacen falta dos y si uno no pelea el otro queda totalmente indefenso y desarmado… vino porque ya contar hasta cien no era suficiente para calmar la ira y la desesperación. Vino porque la esperanza comenzaba a escapársele de entre los dedos y ella angustiada no sabía qué hacer. O mejor… sí, lo sabía… pero no quería y eso ella lo sabe.
¿Alguna vez les ha tocado ser los que escuchan? ¿Los que se quedan desarmados sin palabras? ¿Los que no pueden consolar? A mi sí. Y créanme es horrible sentir esa sensación de vacío y frustración al no poder intentar al menos, ayudar.
-Yo no vine pidiendo ayuda. Dijo. Yo solo quiero que me escuches. -Continuó- y allí todos mis pequeños conflictos se esfumaron. Fueron varias horas en las que ella habló y habló sin parar. Ya no lloraba. Tampoco fumaba. Se le notaba que estaba cansada de llorar y de no decidirse a actuar. Su mirada reflejaba ese cansancio. Su alma, también estaba cansada de esperar.
-¿Qué vas a hacer? –le pregunté-
-Me voy. -Dijo-
-Y por qué no te quedas… y ya mañana ves… ¿Quieres?
-No. –Dijo- Voy a seguir viviendo aunque duela.
-¿Tu sabes la respuesta verdad?
-Si… lo sé.
Cuando se fue, ya no llovía, solo era una noche hermosa, sin estrellas y fría.

FIN
AUTOR: Lennys Pérez
Trujillo, Venezuela, Abril 2011

Ender Rodríguez. Artista plástico-visual y escritor (Venezuela)

Ender Rodríguez (San Cristóbal – Venezuela. 1972)

Artista plástico-visual y escritor. Lic. En Educación Integral. Ha recibido talleres con Ulacio Sandoval, Rafael Sánchez, Alexis Pérez Luna, Nidia Gutierrez, Carmen Hernández, entre otros. Ha participado en más de 60 exposiciones colectivas e individuales, a nivel nacional e internacional.

ALGUNAS EXPOSICIONES:

2.011 8va Bienal Nacional de Fotografía y Videoarte Girardot.
2.010 ARTEVA 1era. Mega-intervención urbana en Varela – Argentina.
2.009. Salón Nacional “Juan Lovera”. Maracay – Aragua – VZLA
2.009. Muestra de Arte Postal”Ciudad de Ceuta”, Museo de Revellín, España.
2008 Convocatoria Internacional DUCHAMPiana. Galería Moto, Chile.
2007 Salón Nacional de Fotografía Seguros Catatumbo. MACZUL. Zulia – VZLA.
2006. “Bariquía de Norte a Sur”. Centro de Arte de Holguín. República de Cuba
FOTÓGRAFO-ILUSTRADOR: Contraportada Revista Extracámara No. 26 – 2004 (Caracas), otros.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.